Mejorar la conectividad del Aeropuerto de Santiago asoma como una prioridad dado el creciente flujo de pasajeros que está registrando.

Disponer de una red de transporte público que facilite el traslado hacia y desde ese recinto es fundamental para ofrecer una respuesta adecuada a la alta demanda que existe (el 2017 se superó los 20 millones de pasajeros transportados), motivada, entre otros aspectos, por la mayor posibilidad que tienen hoy los chilenos de viajar en avión.

La propuesta de construir un tren eléctrico ligero al aeropuerto, conectado con el Metro, parece una iniciativa acertada. Entre las razones está su menor costo en relación a una red tradicional de Metro, menores tiempos de traslado y amigable con el medioambiente.

El apoyo de las autoridades resulta clave para su eventual desarrollo, siendo una buena noticia que el Consejo de Concesiones lo declarase de interés público. De concretarse la iniciativa, será una muestra más de la relevancia que tiene la alianza pública privada para el crecimiento del país y del turismo.


Comments are closed.